Orden a la que pertenecen y carisma distintivo

 

Pertenece  a la Orden de la Inmaculada Concepción, fundada en Toledo, por Santa Beatriz de Silva, y cuya regla y forma de  vida fue aprobada por el Papa Julio II en 1511. Desde su vida de estricta clausura, viven su entrega plena al Señor  como “hostias vivas”, según queda expresado en el capítulo segundo de la Regla: “Singular oblación como hostias vivas en honor de nuestro Divino Redentor y de su Santísima Madre” Tienen como focos de referencia de su vida  espiritual la Eucaristía y la Inmaculada Concepción de María.

El carisma de la Orden es, pues, cristológico y mariano, contemplativo y misionero

 

Fundación

Doña Teresa Enríquez

La fundación del monasterio de Torrijos data de 1496 y es el primero de filiación  directa del de Toledo. Su fundadora fue  la Sierva de Dios  Teresa Enríquez, conocida también por “la loca del Sacramento”, como la llamó el papa Julio II por su acendrado amor a  la Eucaristía, que ha pasado  a ser también una nota destacada de la espiritualidad de este monasterio.

Dª Teresa trajo de Ocaña tres “beatas” y, como abadesa, a la M. María de Calderón, discípula de santa Beatriz.  Los inicios  fueron en una casa junto a la Ermita de Santa Catalina; pero muy pronto, el número de vocaciones y  las carencias notables de la casa, obligaron a buscar un nuevo emplazamiento que fue un viejo palacio que  Dª Teresa Enríquez había adquirido para su hijo Alfonso que falleció muy joven. En su nueva residencia, preparada con esmero por Doña Teresa Enríquez, las religiosas disponían de espaciosa huerta con abundante agua y con capacidad para 50 monjas.

Santa Beatriz e Isabel la Católica

Se apresuró Dª Teresa Enríquez a solicitar del papa Julio II la erección canónica del nuevo monasterio, que fue concedida con fecha 11 de julio de 1507, poniendo la comunidad bajo la protección del arzobispo de Toledo.  En 1511 el mismo Papa Julio II  concede a la comunidad de Torrijos  una regla propia sin  seguir la línea del monasterio de Toledo, que observaba la Regla de Santa Clara.

De la vitalidad del Monasterio de Torrijos habla bien claro el hecho de que en 1515 diez monjas de esta comunidad fueron a fundar el de Almería y otras tres habían colaborado en 1512 en la fundación  del Monasterio de “La Latina” en Madrid. Nada menos que siete fundaciones se originaron de Torrijos en los 50 primeros años de su existencia.

 

Edificio del monasterio

 

Fachada monasterio

El edificio primero, donado a la Orden Concepcionista por Dª Teresa Enríquez, quedó, al final de la guerra  civil española del siglo XX, en estado de ruina, como se ha indicado, y con  las obras pictóricas y escultóricas que atesoraba, en situación lamentable que hacía imposible su restauración por parte de la comunidad. El edificio fue adquirido posteriormente por Ayuntamiento, que ha instalado en él su sede y la de diversas instituciones municipales.

Como se desprende de lo ya expuesto, el edificio actual- moderno, bello y funcional- del Monasterio de la Inmaculada Concepción en Torrijos, nada tiene de especial relevancia desde el punto de vista histórico.  Ha sido bellamente decorado por numerosas producciones pictóricas de óleos de temas religiosos, especialmente evangélicos, de copias de pintores célebres, españoles y extranjeros, y cuadros originales realizados por una Hermana de la Comunidad y llevan la firma de S. I. López de Lama. El colorido de los cuadros y  el arte de la autora dan un ambiente cálido y religioso a los espacios comunes del monasterio y especialmente   a la iglesia.

Acontecimientos destacables de la historia de nuestra comunidad

 

Para la comunidad fue un coincidencia muy grata el hecho de que los PP. Franciscanos, de cuyo convento también fue Fundadora Dª Teresa Enríquez, con el fin de que  el cuerpo de la Fundadora fuera preservado de la acción destructora de las tropas napoleónicas, en 1808 trasladaron los restos al monasterio de las Monjas Concepcionistas que lo guardaron con el máximo cuidado como un tesoro.

En 1922, con ocasión del cambio de caja que albergara el cuerpo de Dª Teresa, se pudo comprobar que el cuerpo de la sierva de Dios estaba incorrupto, circunstancias ambas que propiciaron una multitudinaria manifestación del pueblo con presencia del clero y autoridades y un notable aumento de visitas a  su sepulcro.

Urna Doña Teresa Enríquez-

La guerra civil española del siglo XX  empujó a  una dispersión de la comunidad fuera de la clausura y  multitud de sufrimientos entre cárceles y refugios. El retorno al convento, cuando  quedó libre de los presos, resultó desconsolador, pues todo era un destrozo; únicamente permanecía intacta la caja de caoba que contenía el cuerpo de la Sierva de Dios, fundadora del monasterio. La comunidad hubo de intentar poner algo de orden para poder continuar con sus trabajos de planchados, zurcidos, bordados, pinturas…sin olvidar su vida de oración  en un ambiente  de desolación. Así durante 30 años, hasta que fue declarado en estado ruinoso

La comunidad optó por pedir acogida fraterna en el monasterio de Puebla de Montalbán, que había sido fundado por las primeras monjas de Torrijos. Al poco tiempo de llegar, tuvieron la alegría de celebrar las dos comunidades juntas el 400 aniversario de la fundación del monasterio de Puebla de Montalbán.

La divina Providencia se valió de la generosidad del matrimonio D. Ángel y Dª María Isabel, que entregó un terreno, de la entusiasta colaboración de muchas familias de pueblo y de un inesperado y jugoso legado testamentario, para que, no muchos años después del traslado de la comunidad a Puebla de Montalbán, la comunidad pudiera volver en 1975 a Torrijos y tomar posesión de un nuevo monasterio e iglesia con diseño moderno, bello y apto para la vida contemplativa.  En una celebración  memorable y emocionante, el nuevo altar fue consagrado el 25 de mayo de 1975  por el Sr. Arzobispo de Toledo, Cardenal Marcelo González Martín

491 aniversario muerte Teresa Enríquez

Un dato revelador de lo que había sido la comunidad en los siglos transcurridos desde su fundación es que, una vez  la comunidad tomó posesión de su nuevo monasterio, se vio oportuno trasladar los restos de la monjas sepultadas en el cementerio del primitivo monasterio al  nuevo lugar destinado para conservar sus restos y su memoria. Según datos del empleado para  el  mencionado traslado, el número de monjas difuntas, desde el año 1507 hasta 1975, superaba el número de 400

En el año 2010 la Comunidad celebró el V centenario de la fundación, con notable repercusión en diversas manifestaciones religiosas y culturales en la población y también en la televisión de la Comunidad Autónoma.

Entre las celebraciones anuales destacadas, merecen especial mención la novena preparatoria para la solemnidad de la Inmaculada Concepción, la solemnidad de la fundadora de la Orden Concepcionista, Santa Beatriz de Silva, y el aniversario de la muerte de la fundadora del monasterio, la Sierva de Dios Teresa Enríquez. Como no podía ser menos,  la solemnidad de este aniversario, organizada por la Archicofradía Sacramental, se centra en la adoración al Ssmo. Sacramento por turnos y en la celebración de la Eucaristía. Esos “acontecimientos anuales” quedan reflejados en algunas fotografías que se adjuntan.

 Cardenal Robert. Sarah con la comunidad

Entre los visitantes ilustres, recientemente ha disfrutado la comunidad  de la visita del Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación del Culto Divina y la Disciplina de los Sacramentos. El día 24 de mayo de 2016 visitó el monasterio acompañado de su secretario, el sacerdote toledano D. Salvador Aguilera López; tuvo mucho interés en ver  la urna que guarda el cuerpo incorrupto de la Sierva de Dios Teresa Enríquez y, después de la comida, mantuvo una distendida conversación con la comunidad a la, en expresión de la M. Abadesa,  “animó a seguir con fidelidad  nuestra vocación contemplativa, se interesó por nuestra vida y trabajo; en todo momento, muy atento y paternal”.

La comunidad en la actualidad y trabajos que realizan

 

La comunidad está constituida por diez Hermanas. Muy vinculado a la comunidad, especialmente en el orden espiritual y en una relación de verdadera fraternidad, está la “Comunidad laical Concepcionista”. Además, como consecuencia de la iniciativa del arzobispo de Toledo, Mons. Braulio Rodríguez Plaza de promover un “hermanamiento” de parroquias, asociaciones y otras Instituciones diocesanas con los monasterios de vida contemplativa, la comunidad ha quedado hermanada con Cáritas parroquial y la Archicofradía del Santísimo Sacramento (fundada por la Sierva de Dios Teresa Enriquez) implantada en muchas parroquias de la archidiócesis.

Nuestra Comunidad

Aunque la comunidad  no  realiza con dedicación fija ningún trabajo remunerado, sí atiende encargos de planchado, costura, hacer rosarios, etc. Se ha planteado reanudar el trabajo de elaboración de formas, tan en consonancia con la fundadora del monasterio, “L

a Loca del Sacramento”, pero han desistido por no perjudicar a otros monasterios que vienen realizando ese trabajo.

Además de la Hermana que, como se ha mencionado antes, ha pintado con gran aceptación numerosos cuadros para el mismo monasterio y para los muchos encargos recibidos, alguna otra monja de la comunidad le ha acompañado en su labor artística con cuadros alusivos a la Fundadora y a la espiritualidad de la Orden. Otra Hermana de la comunidad ha publicado biografías, bellamente ilustradas, con títulos como La Bella Prisionera” (santa Beatriz de Silva) o Concepcionistas que dejaron huella, seducidas por el Amor, a la venta en el mismo monasterio.

 

Nos encuentran en

Monasterio de Inmaculada Concepción

C/ Nuestra Señora del Rosario, nº26
45500 TORRIJOS (Toledo)
Tlf. 925 77 12 57
conventdelcordejesus@gmail.com